lunes, 4 de julio de 2016

EXPOMARIANA

REPÚBLIA BOLAVARIANA DE VENEZUELA
ARQUIDIOCESIS DE BARQUISIMETO
PARROQUIA SANTÍSIMA TRINIDAD
PUEBLO NUEVO - ESTADO LARA

EXPOMARIANA

La adoración a la Virgen María se ha hecho desde hace cientos de años a través de distintas advocaciones, muchas de las cuales se han vuelto inmensamente populares al punto de traspasar las fronteras. Se llama advocaciones de la Virgen María o advocaciones marianas a las distintas formas de nombrar o referirse a la Santísima Virgen, madre de Jesús.
La Pastoral Juvenil de la Parroquia Santísima Trinidad está conformado 90 jovenes en Ministerio Juvenil, Ministerio Prejuvenil y las Preasidia María Doncella Sin Mancha y María Peregrina de la Trinidad.

Grupo Juvenil y Prejuvenil


Prebístero Jhon Jairo García acompañado por el Ministerio Juvenil


                              Praesidia María Doncella Sin Mancha y Maria Peregrina de la Trinidad



Por iniciativa de estos jóvenes, decidieron realizar una EXPOMARIANA, donde se expone a los perigreses un conocinimento de las diferentes advocaciones de la Virgen María, realizado el 03 de Julio del 2016 en el Salón Parroquial de la Parroquia Santísima Trinidad, Pueblo Nuevo, Barquisimeto, Estado Lara. Se presentaron quince advocaciones: cinco advocaciones venezolanas, cinco adovaciones americanas y cinco advocaciones mundiales, entre las cuales están: Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora del Carmen, Virgen de la Medalla Milagrosa, Nuestra Señora de la Candelaria de Copacabana, Nuestra Señora de Coromoto, Nuestra Señora de los Ángeles, La Divina Pastora, entre otras. Estos jóvenes explicaron el origen, fecha de aparición, descripción de la advocación, mientras una se vestía de la Virgen, otros eran expositores. Todo estuvo maravillosamente hermoso. Abajo se muestra las fotos de la EXPOMARIANA en el Salón Parroquial de la Parroquia Santísima Trinidad.






















Prebísberto Jhon Jairo Garcia acompañado por las Advocacioens de la Virgen María



martes, 17 de abril de 2012

Las Novenas: Un Oracion para los Imperfectos

¿Por qué hacer novenas?

   La palabra novena proviene del latín "novem", nueve. La novena es una devoción de oración privada o pública de nueve días para obtener alguna gracia o intención especial.

   Hay novenas dedicadas a Nuestro Señor, al Espíritu Santo, como también a la Virgen María y a muchos santos. La sucesión de nueve puede referirse a días consecutivos (ej.:nueve días previos a una fiesta) o a nueve días específicos de la semana o del mes (ej.: nueve primeros viernes). Algunas novenas tienen una larga tradición asociada con la devoción a un santo o a una promesa recibida en revelación privada.

   Muchas novenas tienen recomendación eclesiástica pero no un lugar propio y establecido en la liturgia. No son parte de la oración oficial de la Iglesia. Las novenas nos ayudan en nuestra oración cuando están adecuadamente valoradas en el contexto de una sólida doctrina.

   Al pedir la intercesión de un santo debemos desear imitar sus virtudes. Para ello es necesario conocerlo. La novena puede convertirse en superstición si se limita a buscar un deseo personal sin abrir el corazón a Dios y someterse a su voluntad. Una novena bien hecha es un medio para intensificar la intercesión.

   Mientras las octavas tienen un carácter festivo, las novenas generalmente se hacen para lograr una intención o para orar por los difuntos.

   Aunque las novenas son muy antiguas, no fue hasta el siglo XVII que la Iglesia formalmente concedió la primera indulgencia a una novena en honor a San Francisco Javier, otorgada por el papa Alejandro VII.

Origen de Las Novenas

   Jesucristo nos enseñó a orar con insistencia. El le pidió a los Apóstoles que se prepararan en oración para la venida del Espíritu Santo. De aquí se inspira la novena de Pentecostés.

   Los judíos no tenían celebraciones religiosas de nueve días ni novenarios de difuntos. Para ellos, el número siete era el mas sagrado. Pero la novena hora en la Sinagoga era una de las horas especiales de oración, como lo ha sido la hora nona en la Iglesia desde el principio. Es una de las horas de oración en la Liturgia de las Horas. (cf. Acts, iii, 1; x, 30; Tertullian, "De jejuniis", c. x, P.L., II, 966; cf. "De oratione", c. xxv, I, 1133).

   Los romanos y griegos tenían novenas. Una de ellas, descrita en Livy (I, xxxi). se trata de una fiesta pagana para apaciguar a los dioses. También hacían nueve días de duelo por los difuntos. Aunque los primeros cristianos siguieron la costumbre en cuanto al número de días, ya no lo hacían con superstición sino fundamentados en Cristo.

Los Padres de La Iglesia

   San Agustín, escribiendo sobre las novenas (P.L., XXXIV, 596), advierte a los cristianos el peligro de imitar esta costumbre pagana, ya que no se encuentra en la Biblia. El peligro no está en la novena sino en como se entiende esa oración.

   Según algunos Padres de la Iglesia y los monjes de la Edad Media, el nueve denota imperfección y se refiere a los hombres. El diez es el mas alto y perfecto y por eso se refiere a Dios.

   La novena simboliza la imperfección humana que busca a Dios. (cf. Jerome, loc. cit.; Athenagoras, "Legat. pro Christian.", P.G., VI, 902; Pseudo-Ambrosius, P.L., XVII, 10 sq., 633; Rabanus Maurus, P.L., CIX, 948 sq., CXI, 491; Angelomus Monach., In Lib. Reg. IV, P.L., CXV, 346; Philo the Jew, "Lucubrationes", Basle, 1554, p. 283).

   Según San Jerónimo, el Padre de la Iglesia que tradujo la Biblia al Latín, "El número nueve en la Santa Biblia indica sufrimiento y dolor" (Ezech., vii, 24; -- P.L., XXV, 238, cf. XXV, 1473). II Reyes 25:3 "El mes cuarto, el nueve del mes, cuando arreció el hambre en la ciudad y no había pan para la gente del pueblo".